Claramente iOS y Android (las demás son casi insignificantes, según los datos de distribución del 4º trimestre de 2011 ofrecidos por Strategy Analytics).

El mercado habla claro y fuerte, y el dominio espectacular de Apple y el espectacular posicionamiento de los dispositivos con Android, aclara bastante la respuesta del desarrollador acerca de qué plataforma considerar a la hora de implementar aplicaciones para estos dispositivos. Otra cosa es si realizar APP’s nativas (y distribuirlas en las tiendas correspondientes) o mejor optar por la versión en HTML5, que permite desvincularse de licencias  de desarrollador y porcentajes de ventas, y no existen exigencias de terceros para publicar. Todo dependerá del tipo de desarrollo y experiencia en el desarrollo que se tenga de cada plataforma, claro. Aquí un enlace donde se explica ampliamente esta cuestión.