Definitivamente Amazon se suma a la carrera por ser una de las empresas mundiales en ofrecer servicios globales con dispositivos propios.

Al comprar la empresa UpNext (experta en la creación de mapas 3D urbanos), Amazon apunta a que tampoco quiere depender de terceros para ofrecer ciertos servicios a sus clientes, y entra en esta batalla por ser proveedor global de servicios, batalla que además está siendo especialmente intensa en el Hardware (en infraestructuras para servicios Cloud y en dispositivos propios, como tabletas y smartphones principalmente).

Es posible que las próximas versiones de Kindle Fire incorpore GPS y parece claro que tienen intención de ofrecer su propio servicio de mapas, y teniendo en cuenta que Apple ya se ha independizado de Google Maps y Microsoft sigue potenciando su servicio de mapas gracias a los acuerdos con Nokia, no es de extrañar este paso de Amazon.

Tras el acuerdo entre Microsoft y Barnes & Noble, Amazon necesita tener capacidad de competir en igualdad de condiciones, ya que un dispositivo ebook o tablet para controlar el canal y el negocio de los contenidos que vende (como hizo con cierto éxito Barnes & Noble con su Nook) parece no ser suficiente.

Actualmente la tableta de Amazon Kindle Fire integra Android, y se espera la salida de un smartphone propio de Amazon también con Android. Esto le haría depender parcialmente aún de Google en este aspecto, pero es una estrategia acertada, ya que al menos le permite mantener el ritmo en el desarrollo de otros servicios, por ahora.

Amazon se quiere posicionar para ser, junto a Apple, Google y Microsoft, una de las “grandes proveedoras globales” de servicios en la nuve y dispositivos propios para el usuario final. Están por ver los movimientos de otros actores, como Facebook y sus acuerdos con HTC para lanzar su propio smartphone, y en menor medida yahoo y sus acuerdos con Sharp.

Parece que Steve Jobs tenia razón cuando señalaba que el “modelo tecnológico  perfecto” es la creación de Software y Hardware.